Estoy lesionado ¿Sigo entrenando o no?

Cuando un deportista, da igual que sea popular que profesional, le duele más no poder realizar su actividad deportiva, que la propia lesión. Ahora la meta es recuperarse cuanto antes para salir de nuevo con la grupeta, para llamar a los compañeros para jugar al pádel, ir de nuevo al gimnasio o poder empezar a rodar suave. Pero ¿Podemos hacer algo hasta que llegue ese momento? ¿Qué hacer mientras se está lesionado?

Depende del tipo de lesión que tengamos, podremos hacer algo para sobrellevar este pequeño calvario y sobre todo para que la reincorporación deportiva sea lo antes posible y con una recuperación total. Lo primero que habría que plantearse mientras se está lesionado, es si puedo hacer algo para mantener mi estado de forma física.

En gran medida dependerá de la lesión. Una fractura ósea de miembro inferior me impedirá seguramente hacer cualquier actividad que implique desplazamiento (correr, saltar, bici,…) pero me permitirá hacer ejercicios del tren superior y Core. Una lesión del manguito de los rotadores me limitará la movilidad del hombro afectado, pero podré hacer bici o carrera manteniendo el nivel aeróbico, así como trabajo de Core. Me he encontrado en muchas ocasiones con pacientes que no hacen ningún tipo de actividad por la lesión y nadie le ha ofrecido la posibilidad de una alternativa. Te recomiendo que contactes con un buen entrenador, readaptador o incluso fisioterapeuta para que te indique las posibilidades que tienes para hacer una actividad física para mantener cierto nivel y así no empezar de cero tras el “reposo” por la lesión.

Alimentación durante la lesión

Otro aspecto a tener en cuenta durante este periodo es la alimentación. Cada vez más deportistas populares contratan a un entrenador para que le planifique los entrenamientos según los objetivos y en menor medida contratan a un nutricionista para que le planifique la alimentación según el plan de entrenos y de competición. Está claro que una alimentación adecuada junto con un entrenamiento y descanso adecuado, son las herramientas para conseguir los objetivos. Pero ahora que la lesión impide la realización de los entrenamientos con series, las tiradas largas, las salidas por los puertos e incluso impide cumplir con el calendarios de pruebas planificado, ¿que plan dietético debo seguir? Pues depende de muchos factores como por ejemplo del tiempo estimado para la incorporación a la práctica deportiva, momento de la temporada, pero en general deberíamos pensar en hacer una dieta que no se modifique en mucho el valor calórico total, pero siendo esta más variada y buscando alimentos ricos en ciertos nutrientes como vitaminas y minerales fundamentales para la regeneración de la lesión, así como la ingesta de proteínas para mantener nuestra musculatura. Podríamos consumir alimentos ricos en Omega-3 para modular la inflamación.

Suplementos que te ayudarán

Por último la suplementación puede jugar un papel importante para que la recuperación sea mejor. Y empiezo por como terminé el punto anterior con suplementación de Omega-3 y a una dosis de 2,5 g para conseguir ese efecto antiinflamatorio. Podremos añadir alguno de los suplementos de colágeno, como Collagen o Joint Colágeno u otros condroprotectores como Glucosamine condroitine plus MSM. Si vamos a estar parados más de un mes podría ser intermitente hacer un plan dietético con ayuno intermitente (16-8) 3 días a la semana añadiendo la suplementación de LCP para eliminar toxinas de nuestro organismo y en concreto a nivel hepático. Además si optamos por esta opción le añadiría nuestro polivitamínico para restaurar algún posible déficit por los entrenos extenuantes anteriores o dieta estricta previa.

En cualquier caso, piensa que el periodo de una lesión se pasa y que cuando no te quieras dar cuenta ya estarás entrenando, pero no empieces hasta que un profesional te dé el alta y empieza poco a poco. Es más, lo interesante sería tener un periodo de readaptación deportiva.

Mucho ánimo y sobre todo, no te lesiones.

Otros artículos que te pueden interesar:

Dr. Alberto Sacristán

Médico especialista en medicina familiar. Experto universitario en Actividad física, salud y calidad de vida.

Menú