Conoce tus músculos

conoce-tus-musculos

El aislamiento muscular es una técnica cuerpo mente que hará que tu evolución muscular se dispare ¿Quires conocerla? Sigue leyendo.

La cuestión es: en qué porcentaje implicáis a cada uno de vuestros músculos en los ejercicios que desarrolláis. Un estudio electromiográfico ya le ha dado respuesta a esta cuestión. Se crea una mayor intensidad en el músculo primario que se trabaja, si el deportista baja inicialmente el peso total de entrenamiento y es capaz de implicar o reclutar el máximo número de fibras musculares del motor primario (musculo a desarrollar), con la mínima participación de otros músculos.

¿Cómo transmitir un mayor porcentaje de intensidad al músculo interesado?

  1. Teniendo unos conocimientos básicos de la anatomía humana: de dónde a dónde va (inserción y origen) el músculo que vamos a entrenar, y cuál es la disposición de las fibras musculares del mismo.
  2. Dominando la técnica perfecta de cada ejercicio.
  3. Aprendiendo la técnica de aislamiento muscular.

Aislamiento Muscular

Es la capacidad que tiene un deportista para aprender a crear una relación intensa entre la mente y el músculo. Para trabajar intentando implicar o reclutar el máximo número de fibras musculares de ese músculo, minimizando la implicación de los demás grupos musculares.

Esta técnica se hace muy difícil cuando el deportista esta más preocupado por mover peso y llegar hasta las repeticiones propuestas, que por localizar el trabajo al máximo.

Para conseguir este propósito es muy importante que reviséis la ejecución de la técnicas en los diferentes ejercicios de vuestro programa. Claro que una vez aprendida esta técnica del aislamiento muscular no podemos caer en la simplicidad de aislar y ya está, sino que necesitamos nuevos estímulos como el uso progresivo de cargas crecientes.

Entrenamiento con aislamiento muscular

A este programa le seguiremos aplicando el sistema de carga creciente con la modificación de un elemento: os propongo la técnica de series descendentes.

Se trata de completar el número de repeticiones establecidas llegando al fallo muscular o habiendo efectuado alguna repetición forzada y a partir de ese punto disminuir progresivamente el peso. El peso que restemos debe ser suficiente para que podamos realizar tres o cuatro repeticiones más, con respecto a la serie anterior, antes de llegar al fallo muscular.

Esta técnica pondrá a prueba vuestro carácter y entereza como deportistas, ya que contraerá el músculo a unos niveles a los cuales no está acostumbrado. Esta técnica no es aconsejable aplicarla sistemáticamente en todos los programas, porque produce un gran degaste que podría llevaros a un estado de sobre entrenamiento.

Espero que disfrutéis de los entrenamientos aplicando estas técnicas y que os permitan mejorar vuestra forma física.

Post relacionados

Menú