Anemia y mujer deportista

En este artículo vamos a hablar de un tema muy importante, y que no debemos pasar por alto: la anemia en la mujer deportista. Son las mujeres las que tenemos más riesgo de padecerla, pero también los hombres la pueden sufrir. Es importante conocer el papel del hierro en nuestra alimentación y su función en el organismo, para que seamos conscientes una vez más de lo fundamental que es llevar una alimentación correcta, más aún si hacemos deporte.

El hierro, es un mineral que tiene funciones muy importantes en nuestro organismo, entre las principales están:

  • Transporte de oxígeno y dióxido de carbono en sangre.
  • Participa en la producción de la hemoglobina.
  • Ayuda a almacenar oxígeno en el músculo.
  • Fundamental para síntesis de ADN, y formación de colágeno.
  • Aumenta la resistencia a las enfermedades.

Con un nivel óptimo de hierro, los niveles de glóbulos rojos aumentan eso hace que generalmente mejore el rendimiento deportivo. Pero hacer ejercicio físico intenso aumenta las necesidades de este mineral, y es por eso que es más común la anemia en las mujer deportista. Afecta a un 10% de los hombres y a un 25% de las mujeres. Las personas con anemia sufren síntomas como, fatiga, cansancio generalizado, aumento de pulsaciones, falta de ganas para entrenar

Hay 3 grupos de riesgo:

  • Deportistas veganos
  • Deportistas de fondo
  • Mujeres deportistas

Incluso habría un cuarto grupo, que es la persona que reúna todas estas condiciones: mujer vegana deportista de fondo.

En el caso de las mujeres en general (vegana o no, deportista o no), con el proceso fisiológico natural de la menstruación, la pérdida de hierro es mayor y deben prestar más cuidado aún a la correcta reposición para evitar a tiempo la anemia.

Cómo prevenir la anemia

Es por eso que, en especial las mujeres, deben de prestar mucha atención y cuidado a la alimentación, pues es la primera vía de solución para evitar que la anemia en la mujer deportista.

  • Alimentos ricos en hierro: verduras, frutos secos, cereales, legumbres, carnes rojas, marisco, huevo
  • Acompañar con vitamina C los alimentos ricos en hierro: basta añadir como postre una fruta rica en vitamina C, en las comidas ricas en hierro, ya que ésta ayuda a la correcta absorción del hierro
  • Evitar alimentos que impidan la absorción del hierro: que en realidad no los considero alimentos, son sustancias, como el café o el té. Te recomiendo que no tomes café o té después de una comida principal, para no alterar la correcta absorción de hierro. Tómalo fuera de las comidas
  • Hacer analíticas frecuentes y seguir las indicaciones de tu médico: hay casos en los que es necesario suplementar con hierro, y tu médico se encargará de darte las pautas necesarias.

Celeste González

Nutricionista, entrenadora, ex-competidora de fitness y amante del deporte y de un estilo de vida saludable.

Menú