12 + 1 CONSEJOS PARA SOBREVIVIR A LA NAVIDAD

Consejos para las comidas de Navidad.

Muy buenos días, tardes o noches a tod@s y ¡FELIZ PRE-NAVIDAD! Ayyyy esas temidas y adoradas fechas a partes iguales. Porque si hay una cosa clara, te guste o no la Navidad, es que a TODOS NOS GUSTA ZAMPAR, Y NOS APUNTAMOS A UNA FIESTA Y UNA CELEBRACIÓN como buenos españoles que somos 😊

Vamos al tema a tratar hoy en cuestión. Vamos a dar unos consejos para sobrevivir a la Navidad muy valiosos para que estas dulces fiestas no nos amarguen por culpa de unos kilos de más. Creednos… si los sigues, NADA DE ESO SUCEDERÁ.

Consejos para las comidas navideñas

  1. No tener tentaciones a la vista. – Pero este consejo ¡hay que aplicárselo todo el año! Cuantas menos tentaciones tengas en casa MEJOR. No compres cosas desde ahora, espera a que se acerque Nochebuena para comprar los típicos turrones o polvorones.
  2. Comer saludable todos los días excepto las comidas señaladas. – Es así, tienes que mentalizarte, NORMALIZA ESTE MES. Come como siempre, como siempre digo: en realidad la Navidad nutricionalmente hablando son como mucho 5 o 6 comidas (ojo, digo comidas, NO DÍAS ENTEROS) Quiero decir, cena del 24, almuerzo del 25, fin de año, cena de empresa y almuerzo del día de reyes. Como mucho alguna comida más de reunión con viejos amigos y poco más.
  3. En los días de celebración, NO REPETIR PLATO NI POSTRES. – ¿De dónde venimos? ¿De un programa de supervivencia? ¿Del desierto sin agua ni comida? Piensa esto que te digo: lo que cambia es la comida, NO LA CANTIDAD. Vale si, son alimentos más copiosos y calóricos que de costumbre, pero no por eso vas a comer como si no hubiera un mañana. Así que como decía mi abuelo, “come un poquito de todo y mucho de nada”.
  4. No comas por comer. – Conecta bien contigo, piensa si realmente deseas comer ese plato que los demás están devorando o no te apetece, o simplemente YA NO SIENTES HAMBRE. Esto es clave: YO QUIERO QUE COMAS, NO QUE TRAGUES.
  5. Come despacio, SABOREA LO QUE ESTÁS COMIENDO. – esto va unido al punto anterior. Porque a veces perdemos esa conexión y nos perdemos infinidad de sabores y matices con los alimentos. Y es una pena porque la sensación de placer aumenta cuando te detienes a masticar y sentir los sabores, y la sensación de saciedad aumenta todavía más.
  6. Que sea saludable no quiere decir que no sea delicioso. – Quiero decir, ¿por qué no te atreves a cocinar platos diferentes a los típicos? Hay miles de recetas espectaculares y sanas que harán que a tus comensales se les haga la boca agua.
  7. Hidrátate. – En estas fechas más que nunca. El agua es fundamental para ayudar al organismo a procesar toda esa bomba de azúcares y grasas, y te facilitará la eliminación de toxinas. Procura beber más de dos litros de agua al día.
  8. No dejes de comer para compensar o hagas “dietas de choque milagrosas”. – Esto es un gravísimo error, ten cuidado, ahora más que otras temporadas, nos invaden en los medios de “dietas express” que no tienen base nutricional ninguna y encima ponen en riesgo tu salud. Es normal que, al día siguiente de una comilona, comas menos, porque TU CUERPO TE LO PIDE. Pero no castigues aún más a tu cuerpo con dietas agresivas o ayunos de golpe a base de siropes detox, por ponerte un ejemplo (¡ojo!, que no tiene nada que ver con el ayuno intermitente)
  9. Haz tu ejercicio habitual, incrementa el cardio. – Así de sencillo, disfruta de tu deporte como siempre, muévete, si quieres aumenta el cardio para un mayor gasto calórico.
  10. Hazte amig@ de la báscula. – Si si, no le tengas miedo. En esta fecha CONTROLA TU PESO. Pésate a principios de mes, y puedes controlarte una vez en semana o 2 veces por semana. NO TE PESES TODOS LOS DÍAS. Pero tampoco olvides la báscula por completo. Si sabes lo que pesas, puedes controlar más y saber si te has pasado o no y poder rectificar.
  11. El alcohol cuanto menos mejor. – Poco más que añadir a este punto. Disfruta de una copa o dos si te apetece… PERO CUANTO MENOS MEJOR. Este es uno de los consejos para sobrevivir a la Navidad más básicos.
  12. Te puedes ayudar con suplementos detoxificantes y depurativos. – Suplementos a base de Cardo mariano, alcachofa y diente de león, por ejemplo, que elimina la retención de líquidos y ayuda a la función hepática. También las infusiones de hierbas naturales te vendrán de lujo estos días.
  13. DISFRUTA MÁS DE LA COMPAÑÍA QUE DE LA COMIDA. – Y es que con todo esto de las comidas a veces se nos olvida el verdadero sentido de la navidad: DISFRUTAR LOS MOMENTOS CON LAS PERSONAS QUE QUIERES. Plantéatelo así, no es comer, es sentir el amor y el cariño de tu gente mientras comes.

Estos han sido nuestros consejos para sobrevivir a la Navidad de parte de Weider. Ahora ya solo nos queda disfrutarla como se merece.

¡Feliz Navidad!

Celeste González

Nutricionista, entrenadora, ex-competidora de fitness y amante del deporte y de un estilo de vida saludable.

Post relacionados

Menú